Una huelga de hambre por desesperación y necesidad

Hola queridos compatriotas, mi nombre es Agustín Fariña y cada viernes en este apartado llamado ‘Diario de un militar’, iré relatando todos los acontecimientos, anécdotas y situaciones que se den durante el transcurso de esta huelga de hambre que llevo realizando desde el pasado viernes 9 de abril frente al Ministerio de Defensa español, en el 109 del Paseo de la Castellana de Madrid. Amigos, jamás en la vida pensé que me vería en tales circunstancias. Pero, la vuelta de esa misma vida me tocó a mí, como sí en el día de mañana, le pudiera tocar a otro, nadie queda aquí exento de ello, y quién piense lo contrario, cuidado, no tenemos la bola mágica para predecir nuestro futuro.

Tras pasar un auténtico Infierno que ya casi llega a la friolera de 7 años, me acostumbré a sufrir; al dolor, a llorar y a perder la sonrisa para siempre. Jamás volveré a ser el de antes, ese Agustín Fariña risueño, feliz, que se sentía afortunado por ser un SOLDADO español, bajo el fiel juramento a la bandera, de llegar a derramar hasta la última gota de mi sangre, si así la Amada Patria y mis compatriotas lo considerasen oportuno. Seis Ingresos por intentos y pensamientos de quitarme de en medio, acusaciones falsas de robos, acusación muy grave de cocainómano, -acusaciones que por cierto, pude demostrar ante la justicia militar que eran falsas- llegar a comer de la basura muerto de hambre y por ello, ingresado de urgencias por Diverticulitis Aguda, y un infinito sin poder acabar, de mil cosas más.

Llegué a la estación de Atocha en AVE desde Barcelona, a las 11:45 horas de la mañana. Allí me esperaba un grandísimo amigo, llamado Decker, una persona maravillosa, muy amable y, sobre todo, con mucha empatía hacía los seres humanos. Gran gentileza por su parte, me trajo en su vehículo particular hasta los mismos pies del Ministerio de Defensa. Pero ahí no queda la cosa. Todas las noches se pasa por aquí, ya que es conductor de autobuses con turno nocturno, se para, y siempre me trae líquidos para que esté bien hidratado. No tengo palabras, un millón de Gracias, hermano mío. Pillé muy mal fin de semana. Vientos fríos muy fuertes, lluvias torrenciales como el gran diluvio caído el sábado día 10, muy bajas temperaturas nocturnas, etc. Qué vamos, se unieron cielo mar y tierra para mí mala suerte, pero qué le vamos a hacer, así es la madre naturaleza.

Ha sido una semana tensa, con sorpresas inesperadas, sobre todo por parte del Grupo Político de VOX, el cual, con su representación en Santa Cruz de Tenerife, se hicieron eco de la primera noticia que se publicó sobre mí huelga de hambre, y del mismo modo, la publicó en su página web, con un mensaje muy contundente contra nuestro Ministerio de Defensa, el cual dice lo siguiente: «Un Soldado Tinerfeño. El Ministerio de Defensa, mientras regala vehículos todoterreno y Quads al Rey de Marruecos, abandona a los nuestros».

Acto seguido, más medios de comunicación se hicieron eco de ello, y mis diferentes redes sociales sinceramente, ¡están que echan fuego!! sobre todo por algo totalmente inesperado. El Policía Nacional y youtuber a su vez, mi buen amigo Jandro Lion, quién conduce su Canal llamado, Minutos de Gloría, pasó por aquí, me hizo varias tomas dentro de ese gran corazón que tiene, porque quería ayudarme una vez más. ¡Y chapó por él! Yo no sé qué es lo que ha pasado, ni tan siquiera él mismo se lo cree, pero, en tan solo 24 horas, más de 5000 visualizaciones y en apenas dos días, llegó a alcanzar las 7000 visualizaciones. Una auténtica locura y por la cual doy las gracias a todos.

Justo cuando cumplía el tercer día consecutivo sin comer nada sólido, -más que líquidos como agua, zumos, suero oral, etc.,.- llegó el primer gran susto y rezo porque sea el último. Me encontraba sentado en el suelo, y, de repente, comencé a sentirme mal. Fue un desvanecimiento que me invitaba a entrar en un profundo sueño. Gracias a Dios me di cuenta de que aquello no era normal, y rápidamente llamé al 112 el teléfono de las Emergencias. Vamos, que no tardaron ni 3 minutos y ya estaban aquí junto a un doctor.

Me realizaron un chequeo general dentro de la ambulancia del SAMUR. Saturación, tensión arterial, temperatura, medida, orina, azúcar, peso, medida de los bises etc., son unos profesionales como la copa de un pino, cómo solemos decir los canarios. El médico me tranquilizó bastante ya que yo desconocía, que, a partir del tercer día en huelga de hambre, el cuerpo comienza a consumir de sus propias grasas. Pero claro, no de la forma que suele hacerlo ya que se encuentra acostumbrado a que nosotros mismos lo alimentemos, y eso fue lo que me ocurrió. Lo más lamentable de todo esto, fueron las varías críticas hacia mí persona por la realización de esta huelga: entre ellas os relato dos: «(entre risas) ¿Llevas 3 días ahí y ya estás así?”, “Eres un flojo, pues no te quiero imaginar en unas maniobras” … entre otras frases más degradantes. Bueno, compañeros… por llamarlos de alguna manera, ya que el verdadero compañero militar no hace eso sino todo lo contrario. Ya que el que lo es: te anima, te coge de los hombros y te lleva en peso siempre adelante.

Pero siempre ocurre más de lo mismo, para colmo de lo duro que resulta luchar contra un Goliat cómo Defensa es que tenemos a esos traidores en nuestras propias filas. Así pagamos siempre justos por pecadores, jamás tendremos así derechos, jamás podremos reclamarles nada a los Generales de Defensa así, porque la unión hace la fuerza, pero así, lo que se crea es un ambiente muy negativo, por culpa de los de siempre, 5 personas tóxicas, que no son más pero sí suficiente, para romper el trabajo que llevan a cuestas muchos compañeros y asociaciones militares, lamentable. Por otra parte, para mí es una tranquilidad abismal qué, el SAMUR, (lo desconocía por completo), tiene activo un protocolo, para las personas que se ponen en huelga de hambre en Madrid y, a diario, pasan todas las mañanas para realizarme un exhaustivo control de salud. Grandes, son muy grandes.

Cierto es que, tras solo una semana en huelga, es muy poco tiempo aún y más, conociendo el modus operandi del Ministerio y sus generales, que siempre es el mismo: ‘ahogarte’, presionarte lo máximo posible, tanto psicológicamente cómo en el bolsillo, para que tires la toalla, te rindas y firmando voluntariamente tu baja del ejército, pierdas tus derechos, algo que conmigo, no sé de dónde han salido tantas fuerzas y coraje, ni lo consiguieron, ni lo consiguen, ni lo conseguirán, ¡jamás! Conmigo no podrán y de aquí no me marcharé, sin que se cumpla lo establecido, algo que me otorga la ley: mi pensión de Clases Pasivas del Estado algo que tengo más que merecido por todas las situaciones que he pasado mas por mi trayectoria militar durante tantos años al servicio de España. A lo largo de la semana, de igual manera, ya se han ido acercando políticos hasta aquí, donde me encuentro anclado con mis pancartas reivindicativas y mí altavoz, sobre todo los que más interés han mostrado hasta el momento, y de nuevo los nombro, son los de VOX Toledo y VOX Getafe, quienes me han ofrecido todo su apoyo. Admiración y respeto a estos señores, muchísimas gracias.

Y bueno, la cosa va avanzando, pasito a pasito, sin desesperar ni entrar en agobios. Porque sí encima, me hago de todo esto un calvario diario mirando la hora, sería una huelga totalmente insoportable. Y sí, avanzamos. En la noche de ayer, recibí una llamada sorpresa, era un número desconocido para mí. Se trataba de nada más y nada menos que, del que fuera Teniente General del Ejército, en la actualidad en retiro, pero que es Diputado y representante en la Comisión de Defensa por parte de VOX, el Excmo. Sr. D. Agustín Rosety. Me emocioné e inclusive por ello, saqué unas lágrimas por su gesto hacia mi persona. Me dijo claramente qué, él tenía palabra, y en su momento me la dio, la palabra qué llegado el momento, me recibiría en Audiencia en su Despacho en el Congreso de los Diputados. Actualmente se encuentra en Cádiz, pero me ha prometido que, a su vuelta, automáticamente me volverá a llamar, para darme día y hora, para escuchar mis quejas y a su vez para yo mostrarle las pruebas que tengo sobre todas las mentiras que los de Defensa están realizando hacia mi persona.

Quiero finalizar este primer capítulo de este apartado llamado ‘diario de un militar’, agradeciendo al Director de éste Medio de Opinión por ofrecerme ésta, su idea. Todos los viernes os contaré de primera mano esta dura experiencia en mí vida que cada día que pasa es más dificultosa. También quiero agradecer enormemente el grandísimo apoyo de hace ya varios años a la Asociación Cuestión de Justicia y Honor por su total entrega tanto moralmente así como a sus especialistas jurídico-militares retirados entre los que quiero destacar a José Manuel Soto Souto y también a mi abogada doña Rut Gutiérrez Toledo del Ilustrísimo Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife. Si algo tengo claro es que no me cabe la menor duda de que este bache lo superaré por mi familia y amigos además de por todas aquellas personas de bien que me apoyan en esta lucha.

El próximo viernes nos volveremos a ver en este espacio de opinión mi querido y apreciado pueblo español. Estoy muy agradecido y jamás podría tener el dinero suficiente como para poderles pagar y devolver, tantas fuerzas, apoyos, SOLIDARIDAD, cariño y amor, como el que me llegáis a demostrar en esta lucha tan dura, hora tras hora y día tras día, durante ya muchos años. GRACIAS mis españolas y españoles de bien. CONTINUARÁ LA PRÓXIMA SEMANA.

Pd: Compatriotas, podéis seguirme en mi página web o en Twitter, Facebook o Instagram, únicamente tenéis que hacer click en la red en cuestión y accederéis a mis perfiles sociales.

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*