En defensa de la memoria de las víctimas del terrorismo

Desde pequeña siempre quise ser periodista. Primero deportivo, luego comentarista de Guerra y haciendo crónicas desde el Congreso de los Diputados. Finalmente, terminé estudiando Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid con Juan Carlos Monedero y Pablo Iglesias de profesores, pero algo quedaba dentro de mí, algo de esa niña que quiso ser periodista y escribir. Por eso, cuando me ofrecieron escribir en Minuto Crucial pensé que parte de ese sueño se hacía realidad. He pensado mucho cómo estrenarme en esta nueva faceta y siempre acababa en el mismo lugar: las víctimas del terrorismo“Con los asesinos de ETA no se negocia ni el color de los barrotes” dijo Gregorio Ordóñez. 

Mi artículo llega un día antes a la mayor ofensa a las víctimas del terrorismo que el Gobierno de Pedro Sánchez va a llevar a cabo. Este sábado, 18 de septiembre, sin ningún movimiento para evitarlo, el mundo abertzale homenajeará a Henric Parot, el sanguinario etarra que arrebató la vida de 39 personas, entre ellas las asesinadas en la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza en 1987. 

¿Qué indigno Gobierno de España tenemos que no pone todos los medios para parar este atroz homenaje? Pues un Gobierno que en dos años lleva acercados más de 200 etarras a las cárceles del País Vasco. Un Gobierno que se sienta en la misma mesa a negociar los presupuestos de los españoles con los herederos de ETA. Un Gobierno que prefiere tender la mano a Otegi que a mis compañeros Teresa Jiménez Becerril Mari Mar Blanco o Daniel Portero

Tenemos un Gobierno que se ha olvidado que en su Historia tiene muertos por los asesinos de ETA, un Gobierno indigno para unas víctimas del Terrorismo dignas. “Las víctimas estarán en el corazón de mis decisiones” decía el ministro del Interior al tomar posesión, pero al exjuez Marlaska se le ha olvidado que un día se encargó de meter en la cárcel a los asesinos de la banda terrorista ETA. Bajo el amparo de Sánchez, ha traicionado una vida dedicada a meter en prisión a quienes sin ningún escrúpulo extorsionó, secuestró y asesinó durante más de 50 años a españoles inocentes por el mero hecho de defender la libertad, la democracia y la unidad de España. 

Frente a esto, los demócratas estaremos siempre del lado de unas víctimas que han sido el mayor espejo en el que mirarnos, esas madres que enterraron a sus hijos, esas viudas que enterraron a sus maridos o esos hijos que enterraron a sus padres. Los jóvenes de hoy en día tenemos una deuda con todas esas víctimas que dieron su vida por España, con todos esos vascos que tuvieron que abandonar su tierra buscando la libertad. Los jóvenes de hoy en día no podemos olvidar quien fue Miguel Ángel Blanco por mucho que el gobierno de Sánchez quiera resucitar a muertos de hace 80 años y olvidar a los de hace 10. 

Desde aquí, mi homenaje a todos esos españoles que con su vida nos han dado vivir en libertad. ETA no mata, pero ETA existe, ETA está en las Instituciones y ETA sigue señalando y apuntando, pero no disparando. Es tarea de todos los demócratas, de todos los que creemos en la libertad expulsar de las Instituciones a quienes no condenan el terrorismo y seguir condenando cada acercamiento, cada homenaje y cada desprecio a los casi 1.000 españoles que fueron asesinados. Que no caiga en el olvido las lágrimas caídas. 

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*