Criterio propio

Últimamente me doy cuenta, cuando comento con conocidos, la magnitud de la desinformación que hay en España. Y de cómo la gente está dejando de ver la televisión para informarse o por puro pasatiempo, los hábitos están cambiando hacia las plataformas de pago para la distracción y para la información, cada vez es más habitual buscar la información y el ocio en distintos lugares para después poder tener criterio propio.

Casi nadie afirma ver la televisión…salvo “las marujas” para ver los reality show o programas de ese estilo, los telediarios pierden credibilidad a marchas forzadas, los debates donde todos los asistentes son de la misma opinión y se refuerzan en sus posturas ideológicas unos a otros, en vez de enfrentarse para intentar convencer al pobre español al otro lado de la pantalla, y en cuanto a los concursos, han pasado a ser lo más interesante de la televisión, al menos para mí, (cada cual tiene bastantes problemas en la vida como para ver los de los demás). Así es como, tras más de 60 años de plan manipulador, han conseguido poco a poco anestesiar las mentes de millones de personas.

Publicidad subliminal (definida según la Ley General de Publicidad-1988- Publicidad ilícita que se emite con estímulos en por debajo del umbral de percepción consciente, condiciona la voluntad del espectador) en los cines, cuando pocos tenían acceso a un aparato de televisión, allá por el año 1957 condicionaban las voluntades de los espectadores a comprar refrescos de cola y palomitas, eso fue el origen del marketing y de la pérdida del poder de decisión de los espectadores, se iniciaba la era de la manipulación de las voluntades. A partir de entonces se abría un campo inexplorado tanto para la publicidad, como para el marketing y el control mental de la sociedad.

Hoy en día, tras años de evolución del estudio del marketing, publicidad y control mental, el español de a pie, está expuesto a multitud de influencias que le quieren arrastrar hacia diferentes lugares…compras, economía, ideología, alimentación, modo de vida…con lo que el individuo, a veces se siente indefenso y solo, (sobre todo los de edad avanzada, que sufren de desconexión en esta sociedad de la información que evoluciona demasiado deprisa para ellos).

¿Cómo no naufragar en esta sociedad de la información con exceso de estímulos manipuladores? Pues es relativamente sencillo, pero requiere colaboración por nuestra parte, como todo en esta vida -de la que somos titulares de hecho y de derecho-, nadie va a vivir tus experiencias por ti, ni va a estudiar o trabajar por ti, nadie te puede decir qué comida comer, o qué creer o a quién amar….es en eso en lo que se basa la libertad individual, y al igual que esto, debes tener tu propio criterio, tu propia opinión de cada ámbito de la vida.

Para forjar tu opinión, solo debes hacer dos cosas, informarte bien y pensar. Eso es tener criterio propio. Este criterio propio es básico hoy en día, es como el DNI o la tarjeta del médico, si no lo tienes estarás perdido y sin rumbo ni esperanza. Pues hoy por hoy, seas como seas y pienses como pienses es imprescindible, tener una opinión forjada, sobre todo.

En la sociedad de la información, las personas así son realmente valoradas, tanto si son aliados, como si son de pensamiento contrario. Es la diferencia entre la masa aborregada que se deja llevar por una vida “sin complicaciones” y que pasan desapercibidos de puntillas por la vida, que dejan en manos de los gobernantes de turno las decisiones importantes para su vida y la de sus familias, que sólo se quejan en el bar o frente a la televisión. Creo que son, en cierto modo, irresponsables en el momento en que delegan la responsabilidad de sus decisiones en otros y no se interesan por saber el rumbo que les marcan y los motivos. Son los que prefieren que se les dé todo pensado de antemano, son fácilmente adoctrinados y manipulables.

Luego están los pensadores, con criterio. ¿A cuál quieres pertenecer?

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*