Visita a la cárcel

El excomisario José Manuel Villarejo, es una de las personas más “peligrosas” para el establishment español. Todos sabemos que la información es poder, y qué mejor arma de defensa que protegerse con los trapos sucios de los rivales políticos, financieros…etc. La cuestión es tener algo sucio con lo que presionar al contrincante en caso de ser necesario. Es un “seguro de vida” a medida del pagador, ya que hoy en día es difícil no tener ropa que lavar en el cesto.

Pues esa “información sensible” es la se encargó de conseguir y custodiar este excomisario a lo largo del tiempo, ya que debido a su cargo de comisario durante más de 20 años estuvo cerca de políticos, jueces, periodistas, líderes empresariales o aristócratas. El excomisario Villarejo se encuentra en la cárcel de Estremera en prisión preventiva desde 2017, hace casi 4 años; está siendo investigado por ser el centro de una trama de corrupción, que salpica a altas esferas del Estado.

En marzo arrancará la mesa de la comisión de investigación `Kitchen´ donde tendrá lugar la comparecencia del ex tesorero del PP Luis Bárcenas; VOX considera esencial la comparecencia de Villarejo en la comisión, pero al parecer PSOE y Podemos tienen interés en retrasar la comparecencia de Villarejo para el final de la investigación, dentro de unos dos años más o menos. La cuestión es que no querían que hablase, parece que le tienen miedo…

Macarena Olona junto a Víctor González y José María Figaredo, estuvieron el viernes pasado visitando la cárcel de Estremera para recabar la información del excomisario Villarejo, pero al igual que todo lo referente a este caso, fueron todo trabas y problemas. Vox solicitó la entrevista y el permiso para grabar ellos mismos la conversación, esto último no se les permitió, tampoco se dio acceso a Jose María Figaredo, que quedó excluido del encuentro. El abogado del excomisario había solicitado por su parte que la conversación quedara sin intervención del centro penitenciario, tampoco se consintió.

En resumidas cuentas, no se permite grabar a VOX, pero sí que se interviene el encuentro con grabación por parte del centro penitenciario…quieren saber qué relata el excomisario a la par que impiden que registren ellos mismos el encuentro. Es como mínimo sospechoso si se tiene en cuenta que en noviembre se permitió a un equipo periodístico de la izquierda grabar su entrevista con Villarejo. En resumen, sólo existe una grabación del encuentro, con el riesgo de manipulación que eso supone…no hay transparencia.

Delata el miedo por parte del Gobierno, miedo a que revele información que les pueda dañar, puesto que el propio comisario revela que a lo largo de su estancia encarcelado ha recibido visitas ocultas a la opinión pública del PP, PSOE y Podemos. El primero le pidió que no se difundiera la información y los segundos, ejercer de ventilador de los asuntos turbios de adversarios políticos. Muy típico de los partidos de la izquierda esparcir las faltas ajenas para así tapar las suyas.

Realmente José Manuel Villarejo está en una situación delicada, por su salud y también por tener demasiada información que puede hacer caer a todos, y digo bien, a todos.

Es muy triste observar como todos los partidos políticos tienen casos de corrupción, a los que cada día se les normaliza inmediatamente y se pasa a la opinión pública ya digeridos por los ideólogos de turno, dando masticados a la población argumentos para atacar al adversario político, devolver el golpe con otro caso de corrupción es de lo más bajo en que se puede caer. ¿También se compite en ser corruptos?

Tendremos que esperar a las sucesivas reuniones entre VOX y Villarejo debido a la gran cantidad de información de la que dispone. Lo que es seguro es que, este partido solo busca la transparencia y trasladar a los medios de comunicación la información que se obtenga, pues la sociedad tiene que saberlo.

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*