Feminismo y pedofilia

Para desgracia de todos, nos despertábamos el pasado viernes con la trágica noticia del fallecimiento de 6 personas a causa de un incendio en una residencia de ancianos en la Comunidad Valenciana. Tuvo que ser este el detonante para que días después la vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, admitiese públicamente que la residencia donde murieron estaba abierta sin contrato desde hacía 2 años, la última jarama hasta la fecha en la que se ve envuelta este hipócrita personaje. 

Si hicieron falta 6 muertes para reconocer públicamente un error derivado de un accidente fortuito. Imagínense la información ocultada detrás de un acto provocado como el de la denuncia de las más de 175 menores prostituidas mientras eran tuteladas por la administración presidida por el tan feminista e izquierdista Gobierno de Puig y Oltra. El escándalo es de tal magnitud que no cabe comprensión en la negativa intención de crear una comisión de investigación en las Cortes Valencianas como exige la oposición. Tal vez si el exmarido de Mónica Oltra no fuese uno de los autores en tales abusos a menores y esta no estuviese investigada, abusando de su posición en la administración, por ocultar la denuncia de una menor tutelada a su expareja por meterse en la habitación de la niña por las noches y obligarla a masturbarIo, sería de más fácil entendimiento de la izquierda en esta posición.  

No puedo describir con palabras el aprovechar el silencio de las niñas valiéndose de que un tercio de las menores tuteladas tenía menos de 12 años para cometer tales abusos. Según el último informe de la Conselleria que se incorporó a la investigación contabiliza en un año hasta siete víctimas de entre 0 y 3 años. De entre los pocos testimonios públicos que se han escuchado está el de Teresa, menor de la cual abusaba el marido de la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana. Pese a sufrir los abusos mientras era tutelada por la administración y una vez habiendo cumplido la mayoría de edad al presentar la denuncia, fue despedida junto a su novio del hospital de Torrevieja donde trabajaba, al pasar a convertirse en un hospital público y estar a cargo de la Generalitat Valenciana vicepresidida por Oltra. 

No es novedoso que la izquierda utilice los problemas sociales en su beneficio para con ellos hacer política y que el feminismo o la defensa de la mujer de la que tanto se llena diariamente la boca le importe lo más mínimo, ya vimos también cómo tras rechazar otra comisión de investigación. Esta vez en Baleares acerca de lo mismo, todos los responsables políticos de las menores tuteladas prostituidas fueron ascendidos y entraron a formar parte de la cúpula del PSOE de Mallorca. Ejemplo del uso de las desgracias sociales para su politización, es el requerimiento ahora al Gobierno de la Comunidad de Madrid, donde forman oposición en vez de ejecutivo, de investigar la trata de niñas recluidas por bandas latinas a cargo de la administración, donde ni siquiera el ejecutivo madrileño a diferencia del valenciano o balear tiene responsabilidad alguna y que ya ha anunciado que el Gobierno regional se personará en la causa como acusación particular. 

A todo esto; ¿se imaginan por un momento la gresca que hubiese montada en España si una dirigente del PP o VOX hubiese ocultado una denuncia por abusos sexuales a una menor de su exnovio? La brutalidad de la presión mediática y el arrollo de la prensa harían que se viese condenada al exilio hasta el fin de sus días. De esta manera, uno apenas se entera por redes sociales, la manipulación mediática y el silencio como de costumbre, es brutal. Recuérdenlo, la próxima vez que se apropien del concepto de la mujer, de la igualdad entre sexos, de la lucha contra el hetero-patriarcado y del resto de majaderías subvencionadas.

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*