Derrota crítica del Mirandés por tierras cántabras

El Mirandés volvió a caer por la mínima. En esta ocasión, a domicilio frente al Racing de Santander en Los Campos de Esport de El Sardinero. Lo preocupante, que el gol vino de nuevo en los primeros compases del partido; Jordi Mboula, en el minuto dos, marcó el único tanto de la tarde que le da vidilla al Racing y perjudica a los intereses rojillos.

El conjunto de Miranda de Ebro se está salvando no por sus resultados, sino porque ahora mismo, el Alcorcón, equipo que marca el descenso de categoría, también pierde sus partidos. Una suerte a medias de la cual no se puede depender a estas alturas de liga.  Actualmente, los de Alessio Lisci son quintos por la cola, siguen dependiendo de sí mismos, pero pase lo que pase esta temporada, tanto los jugadores como el cuerpo técnico merecen un buen tirón de orejas.

Tan solo quedan tres partidos. Son tres finales cruciales. Y, si os soy sincero, tengo ganas de que termine la temporada, ya sea logrando la permanencia o, por el contrario, acabando descendiendo de categoría. Este año, el Mirandés ha sido de lo peor que he visto en una competición liguera. Además, el director deportivo de los rojillos, Alfredo Merino, se expone a una sanción, ya que al poco de concluir el encuentro tuvo una discusión con el colegiado que pitó el Racing-Mirandés. Para mí, el es uno de los principales responsables de que el Mirandés se encuentre en la situación que está, al mismo nivel que los jugadores y el cuerpo técnico.

Bajo mi punto de vista, tenemos tres partes responsables de la nefasta temporada del equipo. El primero, el presidente, debido a que se ha mostrado más preocupado por las polémicas externas del club que por tomar decisiones que habrían cambiado mucho la situación actual. El segundo, el propio Merino, ya que es quien trae los jugadores y, una vez más, decidió priorizar en traer cedidos que, en propiedad, muchos de los cuales han pasado sin pena ni gloria toda la temporada. Y el tercero en discordia, Alessio Lisci por haber perdido tantos puntos en el camino en base a sus erradas estrategias como la de los cambios tardíos o de sistema.

En el próximo partido, el Mirandés se enfrentará el viernes, a partir de las 20:30h, en el Municipal de Anduva, al Elche. Pronosticar qué puede suceder en este partido resulta misión imposible. Son demasiadas lagunas. No obstante, la victoria sigue siendo vital, pero tal y como dije al principio; honestamente, ya me da igual lo que suceda al final de la temporada, tan solo me preocupa que esta termine y que se haga una limpieza tanto en jugadores como cuerpo técnico. Para mí, los primeros que deberían de hacer las maletas son el director deportivo del Mirandés y su actual técnico. El motivo no es otro que su falta de ambición, una actitud que logra grandes cosas y que, sin ella, todo es oscuridad y perdición.

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*