Merecida posición de España en Eurovisión

Ya tenemos nuevo reinado por un año en Eurovisión. Será Suiza quien se ha impuesto en una final muy reñida pero que estaba claramente decantada por el jurado del certamen. Ha sido sin duda el festival más polémico de todos los tiempos con muchas controversias por parte de varias delegaciones. La Unión Europea de Radiodifusión ha intentado por todos los medios salvarlo, pero se ha encontrado con la negativa o mala actitud de varios países.

En primer lugar, debido a que una de las favoritas, Holanda, fue descalificada. No obstante, hay que decir que los motivos son muy claros: el cantante holandés amenazó a uno de los productores porque, tras la semifinal, estaba siendo grabado. Lógicamente, si tú vas a cantar a un festival como el de Eurovisión, sabes que debes cumplir una serie de normas y, de no hacerlo, pueden pasar esas cosas. Fue una pena que no cantara, pero al mismo tiempo, no se pueden aceptar comportamientos tan irrespetuosos.

En segundo lugar, encontramos el asunto acontecido con Israel. Varios países les hicieron boicot. Incluso, dos cantantes que tenían que dar los puntos, dimitieron y tuvieron que ser automáticamente sustituidos. Los jurados claramente perjudicaron a Israel, que solo recibió 52 puntos cuando, de lejos, fue la mejor voz del certamen. Eden Golan tuvo una actuación espectacular y, a pesar de los silbidos, abucheos y lágrimas, sacó toda esa fuerza que transmite para demostrar lo buen artista que es con tan solo 20 años.

Todos los artistas que se suben al escenario tienen que demostrar día a día su talento. Los cantantes, independientemente del país al que representen, merecen un respeto. Pero señores, todas esas críticas y odio hacia Israel se han demostrado que no son más que un relato. ¿Por qué? Porque los hebreos arrasaron en el televoto, el voto popular, el del pueblo. De hecho, fue la segunda canción más votada de todo el certamen eurovisivo, tan solo por detrás de Croacia.

A todo esto, si hablásemos de un festival como los de antaño en el que el jurado valoraba la música y no las cuestiones políticas, no me cabe la menor duda de que Israel hubiera ganado. Parte de la canción de Israel era en hebreo y hasta 36 países le dieron puntos. Golan reventó el televoto. ¿Saben qué países le dieron los 12 puntos? Suiza, Finlandia, Australia, San Marino, Reino Unido, Italia, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Suecia y hasta España. Sí, hasta España. ¡Ahora vengan y explíquenmelo ustedes!

En lo que respecta a España, el resultado obtenido por Nebulossa era más que esperado. Un tema que causó malestar en nuestro país debido a su letra por afirmar que se enorgullece de cierto estilo de vida. Esta es la nueva realidad en España. ¿Dónde quedan nuestros valores en esta sociedad? RTVE hizo un trabajo excepcional por dos años, pero en este último se ha echado por tierra todo el gran esfuerzo realizado con anterioridad. Sinceramente, no sé qué esperaban. El resultado de Nebulossa sí o sí fue malo. Lo dije antes del certamen y se cumplió. Tenemos que mejorar y mucho de cara al año que viene y mandar propuestas mucho más serias que la canción ‘Zorra’.

Por citar otras actuaciones de la noche eurovisiva, veo importante destacar la actuación de Ucrania que, a pesar de salir a actuar en segunda posición, la posición maldita en Eurovisión, obtuvo un muy buen tercer lugar en la clasificación final. También Irlanda tuvo una actuación muy llamativa y pasó de ser una de las favoritas a ser últimas hace 4 meses, convirtiéndose en una de las protagonistas. Gran fiesta y colorido por parte de Armenia, quien nos interpretó un tema en su idioma que sacó más de una sonrisa. Ese tipo de canciones son las que esperamos para el próximo festival: fiesta, alegría, color, magia en el escenario y música tradicional. Por destacar otras dos, Austria estuvo fenomenal con un tema súper trance de los 90 con el cual cerró el festival. Noruega, por su parte, se dedicó a defender la música rock a muerte, aunque finalmente acabasen como últimos clasificados.

En definitiva, el festival de Eurovisión tiene una audiencia aproximada de 200 millones de personas. Este evento es el más importante del mundo asociado a la música y la calidad en él debe prevalecer siempre por el bien de todos los europeos. Lo dicho, veremos a qué ciudad de suiza nos desplazaremos el año que viene. Pero desde luego, esperamos que sea un festival mucho más tranquilo que este que hemos finalizado.

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*