Juzgar y asesinar a la vez

Este mes de marzo se conmemoran los 500 años de la caída de México Tenochtitlan, un V centenario controversial y que polariza opiniones, resaltando los aportes y las pérdidas que dicho acontecimiento provocó a nuestro país y  nuestras raíces, lo cierto es que es un buen momento para reflexionar sobre nuestro legado cultural, rescatarlo y promoverlo, ya que como bien sabemos, sus usos y costumbres propiciaban un estilo de vida sano, en donde se velaba por la salud, la unión familiar y nacional.

Cierto es que a lo largo de la historia y hasta el día de hoy, se han suscitado guerras, genocidios y despojos con el único objetivo de poseer lo que se considera poder, y muy particularmente en México se ha resaltado por el ejecutivo la idea de que es necesaria una disculpa por parte del país conquistador, pero más allá de medir el nivel de razón para emitir tan rotunda solicitud, habrá que dirimir si él mismo, no está traicionando a la nación con la actual gestión, si verdaderamente se están protegiendo de cualquier avaricia, los intereses nacionales y a sus habitantes.

Un ejemplo es el análisis del creciente número de muertes por cáncer, ¿por qué las cifras van en aumento? ¿De quién es la responsabilidad? cada año se diagnostica la preocupante cifra de entre 10 y 12 mil nuevos casos de cáncer en niños y adolescentes menores de 18 años de edad, la segunda causa de muerte en la población de entre cinco y catorce años. En México, el cáncer es la tercera causa de muerte, cada hora mueren 9 personas a razón de este padecimiento.

Si bien es cierto que el tema de la detección y atención medica es sumamente importante, y a pesar de que la prevención es la piedra angular para tener una población sana, actualmente lo que nos reflejan los datos duros es que lejos de llevar a cabo investigaciones sobre las causas, como se manifestó en el compromiso firmado por México ante la OMS como parte del ¨Plan de Acción Mundial para la prevención y control de las enfermedades no transmitibles¨ de aquí al 2025, México da paso al manejo de transgénicos en la industria alimentaria.

Los transgénicos provocan cáncer. Según expediente científico sobre el glifosato y los cultivos GM que documenta que el agroquímico, introducido al mercado por la trasnacional Monsanto desde 1974, tiene una correlación entre el aumento de más de 20 enfermedades: oncológicas, endocrinas, metabólicas y neurodegenerativas, así como trastornos sistémicos.

Otro hallazgo es el de Conacyt que detecta glifosato en leche materna, tortillas, agua, sangre, orina, además de que, en el mismo año, del expediente científico sobre glifosato y los cultivos de GM indica que “se detectaron transgénicos en 82% de todos los alimentos analizados de alta demanda hechos a base de maíz. Estudios en todo el mundo han demostrado presencia de glifosato en leche materna y altos porcentajes de residuos de glifosato y otros agrotóxicos en el agua que se bebe en áreas donde se aplica, además en 2013, un estudio encontró residuos de glifosato en la orina del 45% de los ciudadanos muestreados en 18 ciudades europeas.

No obstante y con tan alarmantes sucesos, la actual administración secundó las prácticas de las anteriores, transfiriendo en octubre del 2020 un total 41 mil 624 mdp directamente de Conacyt Mx a empresas como, Monsanto, IBM, Bayer, Kimberly Clark, Mabe y Volkswagen. Traficando con nuestra salud Monsanto produce pesticidas y semillas modificadas genéticamente resistentes a sus propios productos químicos. Es una de las empresas con mayor número de registro de semillas de alimentos transgénicos en México, en la lista también entran empresas como Sabritas, Bayer, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma y Nestlé.

Resaltando el papel de esta última, y muy a pesar de la dudosa reputación de Nestlé, la actual administración, invirtió la cantidad de 154 millones de dólares para su nueva planta procesadora de café en Veracruz, misma que está prácticamente lista y será inaugurada el mes de abril. En este momento Nestlé enfrenta en Reino Unido 2 mil 152 denuncias por contaminación de productos, en China y Arabia Saudita por decenas de muertes provocadas por adicionar sus productos con melamina y denuncias en diferentes partes del mundo por extracción ilegal de agua, así como por prácticas esclavistas a menores de 12 años en sus plantíos de cacao en Costa de Marfil.

Y aunque se difunda la preocupación por parte de la administración pública, «atendiendo» solo una parte del problema, como lo es la posible desaparición paulatina del glifosato, que también enferma y mata todo lo verde menos los brotes modificados genéticamente, otro frente del problema es la “ley MONSANTO”, que amenaza directamente al campo mexicano, aun contando con que se lograran los objetivos del ¨Programa de producción para el bienestar¨ a pequeños y medianos productores del campo, el balance final quedaría en números rojos, debido a los cobros de transnacionales a los productores nacionales .

Como podemos ver, las traiciones no pasan de moda, esta es solo una pequeña parte de todas las áreas en las que se nos despoja, es irracional continuar auto infringiéndonos un dolor que data de hace cinco siglos, cuando estamos actualmente viviendo los embates de las mismas circunstancias, pero con nuevos actores y esta vez con conocimiento de causa, esta vez la información traspasa fronteras. ¿Qué más nos están robando? El primer paso al cambio es darse cuenta. Nos restan una buena cantidad de artículos para continuar con el análisis.

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*