El grupo de Puebla gana terreno en España

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero nos metió en el Foro de Sao Paulo. Siguiendo la necesidad del comunismo de abarcar todo el globo, está vez con el maquillaje del neo-feminismo, el ecologismo, reivindicación de una parte de la historia (manipulada), reivindicación de derechos inventados y el comodín de la lucha contra el capitalismo desde sus respectivas mansiones, con sueldos y dietas pagadas por esos estados opresores.

Se hacen llamar progresistas, los neo-comunistas que solo han traído pobreza, represión y diferencias de clases. Una vez en el poder, sustituyen la clase media por su clase política y a los que empiezan llamando pobres, ven que su situación empeora a los pocos años, justo cuando la inercia de gobiernos anteriores se agota. Los ricos escapan, esas fortunas codiciadas y prometidas al pueblo siempre consiguen ponerlas a salvo, siempre son bien recibidas por países que aprovechan la coyuntura. Quién espere tener más subvenciones, mejor seguridad social, subsidio de desempleo o una moneda más fuerte que compare la Cuba del 59 y la de ahora.

La pandemia lejos de frenar las expectativas del comunismo internacional ha acelerado sus metas. Zapatero (el primer podemita) e Iglesias intentan desesperadamente traer a Europa, concretamente a España la sede del movimiento hoy llamado Grupo de Puebla. Han visto la oportunidad de encabezar el movimiento al que Fidel y Lula bautizaron Foro de Sao Paulo, posteriormente rebautizado Grupo de Puebla, veremos cual será el nuevo nombre. Pero, aunque a un perro se le cambie el collar, sigue siendo el mismo perro.

El covid-19 dejará una terrible crisis económica internacional, donde se acentuarán las desigualdades entre países y dentro de ellos. La desigualdad es el caldo de cultivo perfecto para las “revoluciones del pueblo”, el descontento de la crisis anterior y la mala gestión que la acentúo (también socialista) radicalizó a la izquierda y catapultó a Podemos. De tertuliano pasó a tener su propio canal, a sueldo de Irán fue presentador de La Tuerka y las inseguridades del PP le dieron bombo en la televisión nacional. El miedo a Podemos le dio dos mayorías a Rajoy a pesar de la corrupción del partido, en 2015 y 2016.

Es cierto que ya se ha conocido mucho de la vida de los fundadores de ese partido en Venezuela y los vínculos con la dictadura. Hemos visto los videos como Chávez y Monedero conversaban, con mucho compadreo, en la televisión pública venezolana. También a Iglesias en una entrevista en dicha televisión elogiando “la dicha” del pueblo venezolano. Se emocionaba y echaba de menos al ya fallecido dictador. Es cierto que hemos visto como a través de empresas se han financiado sus fundadores. Como cobrando dietas publicas han estado trabajando para esa dictadura. Todo eso lo sabemos y aún así están en el gobierno actual de España.

No deberíamos relajarnos, una creciente abstención y el crecimiento del partido VOX, el nuevo partido bautizado con la etiqueta de ultraderecha (antes fueron PP y Ciudadanos), está manteniendo en el poder a un PSOE cada día más radical. Los mismos factores están aumentando la representación parlamentaria a grupos como BILDU o CUP a pesar de perder votos.

El funcionamiento del Grupo Puebla, como todas sus versiones anteriores y futuras, estará maquillado con el Feminismo, Cambio climático y la Pobreza. Claro, oponerte a esto, a la creación y/o mantenimiento económico de estas organizaciones, en teoría no gubernamentales, te deja en mal lugar. Y su posible contrapartida, la hoy oposición, está presa de ese discurso y sus propios complejos.

Estas organizaciones además de ir “inoculando” poco a poco, una forma de pensar, sostienen económicamente a los líderes de esos movimientos en épocas de poco respaldo electoral. Y esto no lo digo yo, que también, se puede ver el vídeo de Errejón en una charla en uno de sus círculos. Esto vienen haciéndose desde siempre, el autor intelectual de este proceder no fue otro que Fidel Castro, desde Cuba. Cuba ha sido la escuela de todo el “progresismo” o neo-comunismo que sufrimos.

La socialdemocracia europea en sus peores horas, han sabido hacerse con el control de la Unión Europea, colando su” buenismo”. Hecho rápidamente aprovechado por las organizaciones y activistas de laboratorio como Greta Thunberg. Recordemos, quién se salga de este discurso es “facha” y “negacionista”. La izquierda siempre ha dominado el discurso de las etiquetas.

Partidos como Ciudadanos y hasta el PP han sucumbido a este discurso, quedando fuera de su zona de confort y sufriendo descalabros electorales. Han hecho más caso a esta “corriente” que a sus propios votantes. Hasta VOX tiene algunos “patinazos”. El aislamiento de los partidos con la calle los ha llevado a arrodillarse a la tendencia marcada por las redes sociales y la prensa subvencionada (toda la prensa). De ahí que crezca la abstención y la abstención a su vez da más representatividad a los partidos “progresistas”. Es un bucle que nos lleva a la destrucción, al comunismo. Y es que, aunque también baje su apoyo electoral, baja mucho menos que el de la supuesta alternativa, mucho más crítica y NO SUBVENCIONADA.

Estamos a nada del “default”, de hacerle otro pulso a la Unión Europea. O nos rescata o dejamos de pagar la deuda, “porque no podremos”. Claro, esto traerá consecuencias, bloqueo económico, cero financiación e intervención de cuentas. Hemos estado tirando con pólvora ajena y tenemos que pagarla, los de siempre, ustedes y yo. Cada día queda menos tiempo y menos salidas o nos vamos a Andorra o luchamos por este país, aún llamado España.

Hay que desterrar, democráticamente o no, la dictadura del Grupo de Puebla, no podemos permitir estar como Cuba. Qué el “sueño” de Fidel Castro no sea nuestra pesadilla. Es ellos o nosotros. Pie en pared y decir: ¡¡¡Basta!!!

¡Informado al minuto!

¡Síguenos en nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todos nuestros contenidos!

https://t.me/MinutoCrucial

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*